hongos

Fortalecen los hongos el sistema inmunológico y estabilizan el VIH

El uso y consumo habitual de hongos ayuda a prevenir diversas enfermedades del aparato digestivo, de los sistemas nervioso, respiratorio y músculo-esquelético, y de los órganos de los sentidos (ojos, nariz, oído, piel y boca). El propio fray Benardino de Sahagún, en el Códice Florentino –realizado en 1577–, destaca la importancia para la salud y la religión que las culturas precolombinas daban a las variedades de estos productos orgánicos.

Amaranta Ramírez y Joshua Bautista, colaboradores en el Jardín Botánico de la Universidad Nacional Autónoma de México, sostienen que las propiedades activas de los hongos también ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, por lo que incluso se ha comprobado que "estabilizan" el VIH. Además, pueden contrarrestar fiebres, aliviar la piel de heridas, quemaduras e intoxicaciones y, en el caso de las mujeres, reducir los cólicos menstruales.

En México existen poco más de 300 especies de hongos medicinales, y de éstos 217 se usan en la medicina tradicional mexicana. La mayoría deben ser preparados en platillos típicos de gastronomía prehispánica o convertidos en ungüentos, con ello se ayuda y contribuye a la salud de las personas.

De acuerdo con los especialistas, se calcula que en todo el mundo existen cerca de 17 mil especies de hongos, aunque aún no se conoce una cifra exacta. Los hay macroscópicos y microscópicos. Lo mismo crecen en selvas y bosques que en zonas desérticas, y su relevancia en la vida silvestre es fundamental.

"Son los principales recicladores de materia orgánica en el planeta; sin ellos estaríamos llenos de basura orgánica. Forman simbiosis con algunos organismos, principalmente con las plantas, lo que genera que los ecosistemas crezcan sanos, ya que gracias a ellos las raíces pueden absorber los nutrientes disponibles en el suelo", apunta Amaranta Ramírez.

Su compañero afirma que todos los hongos "son potencialmente medicinales" debido a que contienen un componente llamado ergosterol, que presenta múltiples efectos terapéuticos: reduce las grasas de las venas, es antitumoral, benéfico para activar los sentidos y fortalece el sistema inmune. Algunos pueblos originarios inclusive lo usan para contrarrestar "el mal de ojo o el empacho".

En México, estos productos siguen siendo usados por culturas como los nahuas, los tzetzales, los ñañús, los purépechas y los tojolabales. Pero en todo el mundo los herederos de los pueblos antiguos también los utilizan para fines de salud o religiosos.

Para Joshua Bautista uno de los hongos más importantes dentro de la medicina tradicional mexicana es el huitlacoche, que presenta más de 50 usos específicos, pero principalmente alivia afecciones de la piel. Si bien el comerlo refuerza el sistema inmune, su mayor beneficio se presenta de otra forma: tiene que dejarse deshidratar al sol y el polvo que se obtiene de ese proceso debe aplicarse sobre la piel para sanar heridas, quemaduras y hasta para cicatrizar el ombligo de recién nacidos.

Una parte importante de esta ciencia es conocer cómo y en qué cantidades suministrar los hongos, debido a que pueden resultar tóxicos o sanadores. Una misma especie puede ser mortal o comestible, y esto podrá conocerlo el público en general en la exposición sobre estos productos que se presenta desde el viernes pasado en el Jardín Botánico de la UNAM y que concluirá el próximo 7 de septiembre.

En este espacio se presentan exposiciones arte-objeto, 20 mesas temáticas sobre su uso y beneficios, aplicaciones biotecnológicas y agrícolas.

Además, de muestras gastronómicas, asistirán hongueros (personas que han aprendido a diferenciar y conocer los hongos para su consumo y uso de generación en generación), así como una exhibición de hongos "alucinógenos" o "sagrados".

Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33