Encontramos un país teñido de sangre, dicen integrantes de la caravana yaqui

En el contexto de la Caravana nacional por la defensa del agua, el territorio, el trabajo y la vida –que encabezan líderes de la tribu yaqui–, dirigentes de esas comunidades, defensores sociales y sindicalistas señalaron que después de 11 días de recorrer diversos estados nos hemos encontrado con un país destrozado y teñido de sangre.

En conferencia de prensa en el deportivo Xochimilco y tras avanzar por 30 entidades y visitar 75 comunidades, integrantes de las cuatro rutas que convergieron el jueves pasado en la ciudad de México indicaron que el sentir general de la población es que se deben abrogar las reformas estructurales neoliberales para impedir el despojo de los recursos naturales, así como la liberación de todos los presos políticos, entre ellos Mario Luna y Fernando Gutiérrez, de la tribu yaqui.

Por la tarde, se trasladaron al Zócalo capitalino, donde dieron por concluida la caravana y expusieron un manifiesto, con el cual formarán un frente común a escala nacional para defender el agua, el territorio, el trabajo y la vida.

Subrayaron que respaldarán la demanda de la tribu yaqui de impedir la construcción del Acueducto Independencia por el gobierno de Sonora.

Esta caminata, que duró 11 días, se dividió en cuatro contingentes: la ruta sur A, que recorrió siete estados; la ruta sur B, que avanzó por otras siete entidades, así como la noroeste y la nororiente.

La caravana estuvo compuesta por representantes de organizaciones sociales, sindicales y defensores de derechos humanos, así como campesinos.

Modesto Gutiérrez, miembro del comité central del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), quien participó en la ruta sur B, precisó que durante la peregrinación por 27 comunidades las principales demandas de los ciudadanos estuvieron relacionadas con los altos cobros de luz, los despidos laborales y la necesidad de tener mayor acceso al agua.

Hugo Ortega, también del SME, quien estuvo en el contingente sur A, dijo que entre las principales exigencias de la población están detener los atentados en contra del agua y frenar los megaproyectos que propician el abandono del territorio. Mencionó que cuando pasaron por Guerrero el reclamo generalizado fue el cese de las desapariciones forzadas, de los secuestros y asesinatos, particularmente de quienes alzan la voz para organizarse y luchar por la defensa de los derechos humanos.

César Cota, líder de la tribu yaqui, afirmó que seguiremos en la lucha; no nos vamos a quedar de brazos cruzados, los yaquis nunca hemos salido derrotados y ahora tampoco.

Insistió en que la unidad de los movimientos sociales es la que logrará detener los despojos y dijo que defender tierras y recursos naturales es responsabilidad de cada uno de los mexicanos que padecemos injusticias.

Humberto Montes de Oca, secretario del exterior del SME, subrayó que es necesario articular luchas de resistencia, porque actualmente en el país se libra una batalla por la vida, debido a que todas estas reformas despojan a la nación de su soberanía; se quiere acabar con los bienes sociales, con el agua, entre otros.

Omar García, de la organización Agua para todos, resaltó que se debe aprobar una ley ciudadana del derecho al agua y establecer una norma que ciudadanice todo el sistema de agua del país.

 

Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33