Día de la tierra: La producción campesina espacio de conservación y desarrollo.

Para las campesinas y campesinos el cambio climático impacta directamente en su modo de vida, México ha padecido los efectos a través de heladas, inundaciones, incendios forestales y otras afectaciones relacionadas con la sobre-explotación que el actual modelo económico ejerce sobre la naturaleza, el ejemplo más claro del cambio climático sobre la producción campesina son las constantes sequías que han afectado al país en los últimos años.

A la amenaza del cambio climático se suman las intenciones de empresas de biotecnología que desean privatizar la riqueza natural de nuestro país, lo que viola el derecho a la alimentación y la ley de bioseguridad, ante tal ataque la Central Campesina Cardenista y organizaciones ambientales, campesinas e internacionales se han pronunciado en contra de la siembra de maíz transgénico en nuestro país.

Para la Central Campesina Cardenista la agricultura campesina de pequeña escala es una herramienta clave para frenar el cambio climático. La producción campesina contribuye a enfriar el planeta, la producción local sostenible de alimentos utiliza menos energía impulsa el derecho a la alimentación y es la clave para que el esfuerzo de la Cruzada contra el Hambre tenga resultados reales, la producción campesina elimina la dependencia respecto a productos alimentarios importados y retiene carbono en la tierra al mismo tiempo que aumenta y protege la biodiversidad.

La Central Campesina Cardenista celebra el día de la tierra con propuestas para el apoyo de producción campesina la soberanía alimentaria y la conservación de la biodiversidad.

Ante la SAGARPA y la SEMARNAT la CCC ha promovido la creación de integrar un fondo especial para la generación de Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAS), las cuales son una iniciativa ciudadana para la conservación y aprovechamiento de la vida Silvestre, las UMAS protegen especies que se ven afectadas por el cambio climático, realizan tareas de educación ambiental y reconversión productiva.

Para nuestro país, el tercero más biodiverso del mundo las UMAS no solo aportan una actividad productiva si no que al integrarlas a la Cruzada Nacional contra el Hambre, se convierten en fuente de alimentación de fauna y flora silvestre de las culturas originarias, las UMAS son espacios para lograr la autosuficiencia alimentaria de las comunidades afectadas por el hambre sin hacerlas dependientes de productos altamente industrializados, aprovechando de manera racional las especies endémicas de su territorio.

Los campesinos estamos protegiendo al planeta del cambio climático, la lucha a favor de la defensa de tierra también defiende los ecosistemas que están siendo destruidos por actividades como la minería, la conversión en monocultivos y el uso indiscriminado de agrotóxicos para producir. Mientras la agricultura campesina enfría al mundo las grandes empresas contribuyen a acelerar el cambio climático, y contaminan las fuentes de agua de las que depende nuestra soberanía alimentaria y nuestra sobrevivencia.

Como miembros de la Coordinadora Latinoamericana de organizaciones campesinas la CCC se suma al planteamiento de que las Naciones Unidas adopten una Declaración Universal de los Derechos de la Naturaleza, como herramienta que disminuya las emisiones de carbono, así como el reconocimiento de los refugiados climáticos, la conservación de ecosistemas, el ejercicio de los derechos colectivos y la soberanía alimentaria, y el respeto de los derechos de la Madre Naturaleza.

La Central Campesina Cardenista a través de los foros “Otro Campo Es Posible” en los cuales participaron miles de campesinos de todo el país promovió el análisis de los derechos de la madre tierra y propuestas contra el calentamiento global las cuales se pueden revisar en: http://bit.ly/YDYvEP

El cambio climático impacta directamente el modo de vida campesina, pero el fortalecimiento del modo de vida campesino, el apoyo a la producción local, a la conservación y recuperación de nuestra biodiversidad son una herramienta fundamental para frenar el cambio climático.

VIVA LA MADRE TIERRA.

VIVA LA AGRICULTURA CAMPESINA.

OTRO CAMPO ES POSIBLE.

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33