Priorizan en EU legalizar a los jornaleros

La reforma migratoria que es formulada por un grupo bipartidista de ocho senadores estadounidenses contempla que los trabajadores agrícolas obtengan la residencia legal de manera más rápida que los obreros de los otros sectores.

Con este cambio al actual programa nacional de trabajadores agrícolas se busca que los productores cuenten con una fuente estable de mano de obra para el sector que más depende de las personas que ingresan a Estados Unidos de manera ilegal en busca de empleo.

Se estima que entre 50 y 80 por ciento de los trabajadores agrícolas en el país no cuenta con papeles, según documentos tanto oficiales como de la industria.

La iniciativa de la llamada "banda de los ocho" podría hacer que un trabajador agrícola que ya se encuentre en el país tarde cinco años en obtener la ciudadanía y no 10, como se plantea suceda con el resto de los obreros.

Además, se contempla un nuevo programa de visas que facilitaría a los trabajadores extranjeros viajar a Estados Unidos. Los senadores buscan que se instale a dichos obreros agrícolas en lugar de la mitad o más de la fuerza laboral sin papeles en el país.

Sin embargo, los salarios y el número de visas entorpecen el avance de las negociaciones.

Grupos sindicales acusan a los productores de presionar para reducir los salarios de los trabajadores, mientras que los empresarios refutan eso y dicen querer pagar un sueldo justo.

Además, la fuerza laboral se resiste a los intentos de los productores de incrementar el número potencial de nuevos trabajadores que podrían ingresar a Estados Unidos, al tiempo que los empresarios argumentan que la viabilidad de su industria depende de un fuerte suministro de nueva mano de obra.

Los productores dicen necesitar una mejor manera de contratar mano de obra legalmente, y los sindicatos, que los trabajadores pueden ser explotados y necesitan mayor protección y una manera de obtener la residencia permanente.

De acuerdo con productores y sindicatos es necesario crear una fuerza laboral agrícola permanente. Los senadores probablemente lograrían esto al brindar una nueva visa tipo "blue card" (tarjeta azul) que otorga estatus legal a los trabajadores agrícolas que han laborado en la industria durante por lo menos dos años y tienen la intención de seguirlo haciendo durante por lo menos cinco años más.

En ese momento, estos trabajadores podrían volverse elegibles para obtener la green card, la cual les permite la residencia permanente y al final la ciudadanía.

"Algo que sabemos es que no hay una industria que se beneficiará más de un nuevo programa migratorio que la agricultura", expresó Giev Kashkooli, vicepresidente de Trabajadores Agrícolas Unidos.

Por otra parte, la Secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, y otros funcionarios del Gobierno federal visitarán mañana el sur de Arizona para inspeccionar las operaciones de seguridad en la frontera con México, uno de los puntos que más importa a los republicanos en la reforma migratoria.

La Secretaria de Seguridad Nacional se reunirá con autoridades locales de las ciudades de Douglas y Tucson.

 

Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33