Y A PESAR DE TODO, LOS CAMPESINOS SOBREVIVEN Y SE MOVILIZAN

De ser “los hijos privilegiados del régimen”, los campesinos mexicanos han pasado a ser la reserva de mano de obra barata para los Estados Unidos y un “lastre”, para los Gobiernos neoliberales mexicanos, que se niega a desaparecer.

Recuerdo con precisión el texto de lectura universitaria cuyo autor es Arturo Warman, uno de los estudiosos del campo mexicano ubicado en el ala campesinista a diferencia de otros que se ubicaban en el ala descampesinista pues consideraban al campesino como una subclase integrante del proletariado rural tendiente a proletarizarse y a desaparecer como campesino. La polémica entre las dos vertientes de estudiosos universitarios se centraba en la tipificación de clase, y uno de los elementos determinantes para ser ubicados como integrante del proletariado radicaba en la propiedad o no de los medios de producción. Debates tan cuadrados y banales que la simple posesión de un arado tirado por mulas utilizado para la siembra era suficiente para definir al campesino como una clase social diferente al proletariado industrial. Claro, para los revolucionarios de aula y café, tal definición de clase era vital para la elaboración e implementación de la estrategia revolucionaria que iba a transformar al mundo.

Afortunadamente, apenas salían del café o del aula universitaria, a tan fervorosos revolucionarios se les olvidaban las tareas que se asignaban, pues los pendientes y ocupaciones “pequeñoburguesas” los absorbían y además eran prioritarias en su vida real, por lo que la revolución proletaria tenía que esperar indefinidamente.

Y bueno, a pesar de los análisis que auguraban la desaparición del campesinado mexicano, estos han seguido sobreviviendo como lo que son: Hombres y mujeres del campo. Y siguen luchando por alcanzar mejores condiciones de vida y de trabajo, por lograr una mejor calidad de vida para sus familias. Y hoy, están dispuestos a movilizarse para luchar porque el presupuesto público federal, estatal y municipal se redistribuya con sentido social y no vaya a dar a los bolsillos de los grandes empresarios productores de alimentos, como ha estado pasando en las últimas décadas.

En tal sentido, del 9 al 14 de octubre próximos un bloque de organizaciones campesinas, entre las que destacan la Central Campesina Cardenista, la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, La Unión General Obrera, Campesina y Popular, La Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata, entre otras, realizarán diversas actividades como módulos informativos en plazas públicas, perifoneos y caravanas que partirán desde todos los rincones del campo mexicano teniendo como objetivo  arribar a la ciudad de México y participar e influir en la elaboración y autorización del Presupuesto de Egresos de la Federación que se ejercerá el año 2017. La discusión y aprobación se dará en el Congreso de la Unión.

La semana pasada, el Grupo Parlamentario del PRD integrante de la actual legislatura duranguense -a través de su coordinadora la diputada Elias Estrada Macias- logró la aprobación de un punto de acuerdo votado por unanimidad, mediante el cual se exhorta  “a la secretaria de hacienda y crédito publico del Gobierno federal y a la cámara de diputados del Congreso de la Unión para que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 en los ramos relativos al campo,  se discuta y se construya con la participación de las organizaciones indígenas y campesinas y sea justo, equitativo, sustentable, con carácter multianual y con perspectiva de género.”

Es sólo un punto de acuerdo, pero coadyuvará en la lucha de la gente del campo duranguense, en la lucha de los campesinos pobres de México por disfrutar del producto de la tierra y de su trabajo.

Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33