Se vive etapa de alimentos caros: Financiera Rural

 Los tiempos de los alimentos baratos quedaron atrás. Gustavo Merino sabe lo que dice. “La volatilidad de los precios que se veía en periodos largos, de un año, brinca 20 o 30% de un mes a otro, de una semana a otra”, destacó el director general de la Financiera Rural, un banco de desarrollo del gobierno federal que promueve el desarrollo del campo.Merino, quien es maestro y doctor en Políticas Públicas por la Universidad de Harvard, detalló que el cambio climático atípico genera más sequías, inundaciones y heladas, que no sólo afectan a México, sino a todo el mundo e impactarán tanto los precios de los alimentos como su oferta.Fuera del campo y en las mesas donde se negocian los contratos futuros de los granos que se consumen en el orbe, también se crean grandes especulaciones. A unos días de que termine su administración al frente del banco, el experto destaca que se requieren mejores mecanismos de mitigación de precios en el país y va más lejos aún.

“La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (FAO y OCDE, respectivamente) indican que vamos a tener una década de precios altos, eso es una realidad que llegó para quedarse”, refirió.

Enfrentaremos, detalló el funcionario público, dos caras de la moneda: el beneficio para los agricultores que van a invertir y harán crecer el mercado y, por otro lado, las personas que consumen el alimento y los sectores como el ganadero que pagarán más caro el grano para alimentar a sus animales.Gustavo Merino, quien también fue parte del Sistema Nacional de Investigadores, sugirió que se eleve la competitividad y la rentabilidad del campo, lo que implica mayor capacitación a los agricultores, mejores insumos y tecnología.SE REQUIEREN MÁS SUBSIDIOSExplicó que en el país cerca de 80% de la producción del campo es de temporal, por lo que se requiere riego tecnificado que use menos agua y energía. Ahí, continuó, se necesitan más subsidios para infraestructura o tecnología, incluso en zonas altamente productivas, como Sonora y Sinaloa.Hablando de la división de México, aceptó que se tiene más desarrollo en el norte porque las tierras son muy productivas, con acceso al agua y las amplias extensiones. En tanto, en el sur tienen agua y eso se tiene que aprovechar, pero tienen desventajas como la orografía que hace complicado producir.Los próximos 30 años la demanda de alimentos en el mundo se incrementará 60% con una población cercana a 9,000 millones de personas y eso cambiará la forma de ver el agro, dijo el experto.Ante eso, Gustavo Merino presume que en Yucatán, Financiera Rural tiene un proyecto para transformar el suelo rocoso en zona altamente productiva. Un esquema en el que se romperán las rocas y se intentará sembrar maíz.Destacó que en México se tienen diferencias en los tipos de productores, altamente competitivos que están a la altura de los mejores del mundo, otros medios, sin grandes extensiones de tierra, pero con tecnología y un gran número, 475 de las unidades de producción son de propietarios o ejidos comunitarios muy pequeños que tienen menos de dos hectáreas para producir casi para consumo propio.

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33