Señalan a grandes empresas por encarecer el precio de la tortilla

A finales de diciembre subieron "de golpe" entre 600 y 700 pesos la tonelada de harina, dicen

El precio internacional del maíz se mantiene estable e incluso bajó durante el último trimestre, pero las grandes empresas del sector no han dejado de incrementar el precio de la harina de maíz al grado que reporta un incremento acumulado de 7 por ciento en un mes, acusó Antonio de la Torre, dirigente de la Unión Nacional de Industriales de la Masa y la Tortilla (UNIMT).

La tonelada de maíz cuesta actualmente 5 mil pesos, precio registrado desde octubre y que contrasta con 6 mil 500 pesos que alcanzó en febrero de 2011. En cambio, la harina de maíz se vende hasta en 12 mil 600 pesos por tonelada, ya que las harineras subieron "de un solo golpe" entre 600 y 700 pesos la tonelada a finales de diciembre.

Eso explica, dijo, el encarecimiento de la tortilla en los supermercados y en 45 por ciento de las 80 mil tortillerías del país, sobre todo las del norte, ya que "son netamente harineras", a diferencia de la mayoría de las tortillerías tradicionales (55 por ciento del total nacional) que utilizan el maíz nixtamalizado para producir el alimento.

El Sistema Nacional de Integración e Información de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía (SE) indica que apenas comenzó el año la tortilla en los supermercados rebasó 10 pesos por kilo, precio que supera el promedio de 9 pesos de las tortillerías tradicionales de la zona metropolitana de Puebla, el precio más barato entre 53 lugares del país que conforman el monitoreo oficial.

En el último día de 2012, la tortilla se vendió a 9.92 pesos en promedio en supermercados, pero el viernes 11 de enero llegó a 10.20 pesos (en 13 ciudades se vende a más de 11 pesos). Son 28 centavos de incremento en menos de una quincena que cuadriplican el aumento de seis centavos en tortillerías.

El mismo SNIIM indica que del 12 de diciembre al 9 de enero, el precio al mayoreo de la bolsa de 10 kilos de harina de maíz subió de 17 a 55 centavos, dependiendo de la marca.

De la Torre aseguró que con el desliz cotidiano en los supermercados, la diferencia de precios entre éstos y las tortillerías tradicionales se redujo de 63 a sólo 21 por ciento en seis años. Cuando explotó la crisis de la tortilla en 2007 al arrancar el gobierno de Felipe Calderón, se pactó con las cadenas de supermercados para que mantuvieran un precio más barato que los negocios tradicionales.

Los supermercados vendían entonces a 5.73 pesos el alimento contra 8.76 pesos en promedio de las tortillerías; es decir una diferencia de 3.03 pesos o 63.5 por ciento. Ahora la diferencia es de sólo 2.17 pesos o 21.2 por ciento, ya que el promedio de venta en tortillerías es de 12.37.

Puntualizó que la tortilla se encareció 100 por ciento en los supermercados y 31 por ciento en las tortillerías durante el sexenio de Calderón, en contraste con el alza de 79 por ciento del maíz ha nivel mundial y de 120 por ciento de la harina de maíz en México.

De continuar esa tendencia, advirtió, "a más tardar en 13 meses los precios entre supermercados y tortillerías se igualarán" y sostuvo que el alza de la harina de maíz "puede contaminar" a éstas. Además de que los energéticos (gas y electricidad) acumulan un alza de 20 por ciento.

El dirigente de la UNIMT argumentó que si el precio en tortillerías no ha subido tanto se debe a los subsidios que reciben los pequeños molineros a través del Promasa, que a la vez ha servido como incentivo para regularizar al sector y como "ancla" para estabilizar el precio.

Mencionó que un sondeo levantado por la UNIMT la semana pasada entre 800 tortilleros de 14 estados afiliados a Promasa demuestra que, en promedio, venden la tortilla 1.51 pesos más barata que los supermercados.

La diferencia es de más de 2 pesos en Colima, Coahuila y Querétaro y llega hasta 3.42 pesos en Nuevo León, porque ahí "son netamente harineros, sean supers o tortillerías". Explicó que tal diferencia de precios no se nota en los monitoreos del SNIIM porque no distinguen entre las tortillerías que trabajan con harina de maíz y las que utilizan el maíz nixtamalizado, lo que eleva el precio promedio del grupo.

El análisis y sondeo de la UNIMT, puntualizó, será entregado a las nuevas autoridades para abogar por la permanencia de Promasa, ahora que tanto el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, como Enrique Jacob, aún subsecretario para la pequeña y mediana empresa pero futuro presidente del Instituto Nacional del Emprendedor, advirtieron que desaparecerán aquellos programas para micro, pequeñas y medianas empresas que no demuestren ser eficientes, eficaces y tener impacto favorable en el sector al que pertenecen y la economía nacional.






Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33