La alerta roja por roya obliga a aumentar la importación de café

La alerta roja por la presencia de roya naranja en zonas cafetaleras de Chiapas, Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Puebla y San Luis Potosí sigue encendida por el riesgo de reinfección y porque, según el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), el control químico no es la única solución para reducir el impacto de la plaga causada por el hongo Hemileia vastatrix.

Es, como definió Jorge Armando Narváez, subsecretario de Agricultura, el descalabro del sector cafetalero, lo cual ha llevado a incrementar las importaciones del grano. En 2014, según la Asociación Nacional del Café (Anacafé, en la que participan Nestlé, Amsa y Cafés California, entre otras empresas) ingresaron al país 1.87 millones de sacos, de los cuales 800 mil fueron de café robusta procedente de Brasil. Para este año se estima que las adquisiciones lleguen a 3 millones de sacos, la mayoría de Honduras, por primera vez más que la producción nacional, la cual se calcula será de 2.3 millones de sacos.

De acuerdo con el Senasica, dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), las condiciones climáticas son favorables para la reinfección de las hojas jóvenes del nuevo ciclo productivo. El combate a la plaga requiere un enfoque integral que incluye manejo de podas y de sombra, fertilización, control de malezas y renovación de plantaciones.

Se invertirán mil 200 millones de pesos

La Sagarpa invertirá mil 200 millones de pesos en los próximos dos años para atacar la plaga y recuperar la producción de 4.5 millones de sacos que se obtuvo hasta el inicio de la presente administración.

Para el coordinador ejecutivo de Atención al Café de Sagarpa, Santiago Argüello Campos, la renovación de plantaciones es el eje de la estrategia para combatir la plaga que, según datos de las agrupaciones de productores, ha dejado pérdidas cercanas a 7 mil millones de pesos.

A la fecha, dice, ya se entregaron 150 millones de plantas para renovar 60 mil hectáreas, y la meta para los próximos tres años es producir 200 millones de matas para cubrir 200 mil hectáreas al año, por lo que casi la totalidad de la superficie destinada a dicho cultivo –737 mil hectáreas– se habrá renovado.

En coordinación con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) y Senasica se están creando bancos de germoplasma, con la asesoría de Alfredo Zamarripa Colmenares, creador de la variedad oro azteca, primera obtenida en el país, resistente a la roya y de alta calidad, afirma.

Comenta que se están impulsando los viveros comunitarios, ya que la capacidad de producción de los existentes es de 80 millones de plantas, las cuales estarán certificadas. También se crearán centros inteligentes de innovación y transferencia de tecnología en los 12 estados productores para programar el desarrollo sostenible de los cultivos, considerando el potencial local de las variedades.

Estamos tomando el camino largo, pero creemos que es el más seguro. Hay que actuar tomando en cuenta el cambio climático y los riesgos sanitarios de trasladar las plantas de una región a otra, menciona.

La propuesta de Argüello Campos es vista con reserva por los cafeticultores, pues el anterior responsable de la política cafetalera, Belisario Domínguez Méndez, centralizó las decisiones y entregó los recursos a consultorías y despachos. Cirilo Elotlán Díaz, secretario de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC), recuerda que ninguno de los 400 técnicos contratados para, presuntamente, respaldar a los productores en el combate a la plaga, llegaron a la región cafetalera de Veracruz, sólo se dedicaron a recabar firmas.

Los invernaderos fueron el negocio para “las empresas palomeadas por Belisario (Domínguez), quien el año pasado –cuando aún estaba en el cargo– presumió que había contratado a un consultor chileno, que era el mil maravillas, por medio de la empresa Gana Eco. Se le otorgaron recursos millonarios para la construcción de 35 viveros, de los cuales sólo cinco son rescatables”.

En la zona cafetalera de Coatepec muestra uno de esos viveros, que ocupa media hectárea y por el cual la autoridad pagó 6.5 millones de pesos. De la malla protectora, supuestamente procedente de Israel, penden mangueras colocadas asimétricamente, por lo que algunas no alcanzan a regar las 5 mil plántulas, sembradas con sustrato de Canadá, de las variedades Costa Rica, oro azteca y Colombia que les fueron entregadas. Para evitar la pérdida total, invirtieron 100 mil pesos y llamaron al viverista de la agrupación. Pese a los esfuerzos se perderá 40 por ciento, expone.

En Xico, Julián Teba, director de Desarrollo Agropecuario del ayuntamiento, logró que no se entregara a la constructora un millón 200 mil pesos que exigía para terminar el vivero levantado en 2 mil 500 metros de la parcela escolar del ejido. La empresa se limitó a colocar los tubos y la malla, pero no entregó las plántulas: dejó tirado el trabajo. El ayuntamiento, explica, está colaborando para que se termine la instalación, se tenga el sustrato suficiente para hacer crecer 40 mil plántulas con semillas de las variedades Costa Rica, Colombia y oro azteca que está entregando Sagarpa.

Integrantes de la Coalición Nacional de Organizaciones de Productores de Café (Conaprocafé) refieren que el actual coordinador ejecutivo de Atención al Café de la Sagarpa ha retomado algunas sugerencias de los productores para el Plan Integral de Atención a la Cafeticultura, pero resultan insuficientes por el recorte del presupuesto, el atraso del programa de financiamiento para la renovación de cafetales anunciado por la Financiera Nacional Agropecuaria y la carencia de ingresos de los productores.

El actual paquete cafetalero considera la entrega hasta de 3 mil plantas por productor o por hectárea, lo que equivale a 18 mil pesos, considerando que cada plántula tiene un costo de 6 pesos; un paquete tecnológico hasta de 5 mil pesos, pero cada productor puede tener acceso a tres de ellos.

Ése es el compromiso de la autoridad, pero falta que lo cumpla, pues el año pasado entregaron lo que quisieron, como machetes, limas, cosas innecesarias. Lo que se requiere son fertilizantes y mejoradores de suelo”, sostienen los cafeticultores.

 

Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33