Exigen más de 500 mil caficultores aprobar un plan de ayuda emergente

Más de 500 mil familias de caficultores de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y San Luis Potosí –la mayoría propietarios de media o una hectárea, como máximo– están en riesgo de caer en la miseria si no se aprueba un programa emergente de ayuda, pues además de las afectaciones que sufrieron los cultivos por las lluvias, el precio del grano es de 80 pesos por quintal de café cereza, afirmó Marco Antonio Ortiz, de la Coalición de Organizaciones Urbanas y Campesinas.

Señaló que el gobierno está parado, pues además de los problemas de la roya, los caficultores no encuentran ningún respaldo para comercializar el grano, del cual obtienen parte fundamental de sus ingresos.

Gabriel Barreda Nader, coordinador ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café, pidió a las autoridades que inicien la rehabilitación de caminos rurales y emprendan acciones para impedir el avance de la roya. Los productores requieren acciones inmediatas para rescatar al menos parte de las cosechas.

Agregó que las lluvias afectaron no sólo los cafetales en Guerrero sino los de Colima, Nayarit, San Luis Potosí e Hidalgo, donde los productores ya revisan y evalúan los daños. Por el momento, dijo, confían en que la producción sea de 4 millones de sacos de 60 kilos cada uno y la perspectiva de exportar 2 millones de sacos.

Informes preliminares de la Secretaría de Agricultura señalan que más de 500 mil hectáreas de diversos cultivos –principalmente maíz, sorgo y caña de azúcar– resultaron afecatadas por las lluvias. Las principales pérdidas se reportan en Guerrero, Tamaulipas, Michoacán, Sinaloa, Oaxaca y Veracruz.

 

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33