Cada semana desaparece un huerto de árboles de manzana en Chihuahua

Los festejos en Chihuahua por lograr una cosecha récord de manzana tras dos décadas de  altibajos quedaron en el olvido. Los productores derriban los árboles de sus huertas y abandonan la actividad que mantuvieron desde el tiempo de sus bisabuelos, pues la comercialización del fruto ya está colapsada, dicen, y exponen que la promesa de ayuda de las secretarías de Economía y de Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y del gobierno del estado sólo quedará en discursos.

De las 80 mil toneladas que hace un mes podían comercializar queda menos de la mitad que, en caso de que las autoridades cumplan su compromiso, pueden llegar al mercado; para hacerlo se requieren 80 millones de pesos para que 2 mil tráilers las transporten.

Diconsa no lo hará. En diciembre, la paraestatal se comprometió a comprar mil 500 toneladas de frijol y a la fecha sólo ha comprado 60 toneladas, apuntaron los agricultores.

En los municipios de Cuauhtémoc y Bachíniva no cesa el derribo de manzanos. En Cuauhtémoc cada semana desaparece un huerto y más de 400 toneladas de madera son transformadas en carbón vegetal.

Es la forma en que se exportan las manzanas mexicanas a Estados Unidos, explicaron agricultores de El Barzón que pidieron el anonimato, pues la delincuencia organizada ya está pidiendo su cuota de esa venta.

Comentan que algunos agricultores se resisten a ver convertida en madera el esfuerzo de generaciones; otros, por desesperación piensan en la siembra de maíz o de otro cultivo, y no falta el grupo que pugne por conservar la región manzanera de Chihuahua. Hay huertas con 120 mil árboles que desaparecerán porque son insostenibles: por una hectárea necesitan invertir 200 mil pesos para que el fruto sea de alta calidad.

¿Pero cómo competir con la manzana subsidiada de Estados Unidos? ¿Cómo evitar el ahorcamiento por deudas?; la Unión de Crédito Empresarial de Cuauhtémoc restructura los préstamos, lo que sólo alarga la agonía. La mayoría de los 2 mil 500 productores estamos en peligro de extinción, sólo quedarán las grandes empresas que rentan las tierras, y quienes tengan recursos para mantener sus huertas.

De acuerdo con un estudio de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario, entre 1992 y 2002, la producción de manzana en Chihuahua fue de poco más de 273 mil toneladas en promedio debido a la sequía; sólo en el ciclo 1996 1997 se obtuvieron 414 mil toneladas. Sin embargo, el valor de la producción fue aumentando por el precio y porque en ese lapso los agricultores mejoraron la calidad del fruto y tecnificaron sus huertas con riego.

Ahora esa inversión está colapsada. Y ante la inseguridad muy pocos se atreven a invertir en maquinaria y mano de obra para talar los huertos; otros acumulan la madera y se organizan para llevarla a los productores de chile, quienes requieren de ella. Esta, dicen los agricultores, es una crisis que no habíamos afrontado con tanta dureza, pues ni las industrias productoras de jugo quieren comprar el fruto.

En las estadísticas del gobierno de la entidad, Cuauhtémoc es el principal productor de manzana, en el ciclo 2012-2013 tuvo una producción de 208 mil toneladas por un valor de mil 915 millones de pesos.

 

Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33