Por alza del dólar, precios de insumos agrícolas han aumentado hasta 50%

Algunos de los insumos de importación más utilizados por agricultores e industriales del país se han encarecido hasta en 50 por ciento en los dos meses recientes debido a la devaluación del peso frente al dólar.

La Confederación de Asociaciones Agrícolas de Sinaloa (Caades) advirtió que esto causará pérdidas entre los productores de granos, principalmente de maíz.

En tanto, empresarios del estado de México indicaron que ante el incremento de sus costos de producción por el del tipo de cambio comenzaron a reducir procesos y a realizar paros técnicos y evalúan despedir trabajadores, dijo Arturo Beteta, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Metropolitana.

Manuel García, director de la Caades, explicó que el amoniaco aumentó de 10 mil a 13 mil pesos por tonelada y la mezcla de fertilizantes de 8 mil a 12 mil pesos por tonelada. Tenemos por un lado la presión de los costos y por otro la presión de los precios de las cosechas.

Agregó que la producción y comercialización de granos, sobre todo del maíz, enfrenta precios internacionales bajos desde hace dos años.

Refirió que en julio pasado, en la bolsa de Chicago, la tonelada de maíz se cotizaba en 150 dólares, más una base de 37 dólares. En México, el gobierno federal otorgó el año pasado un apoyo de 700 pesos por tonelada del cereal, para un precio de 3 mil 800 pesos.

De acuerdo con la Organización de Productores Marcelo Loya Ornelas, que comercializa insumos para el campo, el precio de la bolsa de 70 mil semillas de maíz pasó de 3 mil 150 pesos a 3 mil 300 en dos meses.

Algunos de los insumos más demandados por los agricultores para el ciclo otoño-invierno (que empieza en septiembre) aumentaron sus precios casi al doble y otros al menos 30 por ciento.

La urea subió de 5 mil 500 a 8 mil 500 pesos por tonelada, y la mezcla de urea, sulfato, zinc y fósforo, de 8 mil a 12 mil pesos.

Según la Caades, el saco de la semillas de maíz blanco costaba 2 mil 300 pesos en 2012 y actualmente vale 3 mil 600, 56 por ciento más.

El diésel pasó de 11 pesos el litro en 2012 a 14.20, un incremento de 30 por ciento. El seguro por hectárea se elevó de 647 pesos en 2012 a mil 400 en este mes, un incremento de 116 por ciento. El costo del agua por hectárea se duplicó en el mismo lapso, de 900 a mil 800 pesos.

Gerardo López Cervantes, doctor en economía y catedrático de la Universidad Autónoma de Sinaloa, expuso que cerca de 80 por ciento de los insumos agrícolas (semillas, fertilizantes y maquinaria) son importados, principalmente de Estados Unidos, por lo que el aumento del dólar, cercana a 25 por ciento, perjudicará al sector primario e impactará a otros que dependen del agro, entre ellos el comercio.

Expuso que los horticultores se recuperarán cuando exporten sus productos, entre ellos jitomate, pepino, berenjena y chile, ya que se los pagarán en dólares, pero no ocurrirá lo mismo con los maiceros, pues el precio de la tonelada del grano es de 3 mil 300 pesos y esperan producir 5 millones de toneladas.

Guillermo Romero Rodríguez, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio en Sinaloa, dio a conocer que a las empresas del sector les afecta el incremento de precios de insumos, entre ellos varilla de acero, motores, maquinaria y combustible.

Advirtió que de continuar la devaluación podrían cerrar negocios y detener inversiones.

Arturo Beteta del Río, presidente de la Coparmex Metropolitana, explicó que los insumos importados han aumentado 33 por ciento en los tres meses recientes, lo cual los ha llevado a reducir procesos y valoran despedir trabajadores.

Mencionó que el impacto viene fuerte para empresarios que manejan mercancías destinadas a uso comercial (commodities), que se cotizan en dólares; principalmente productos de importación como granos, autopartes, vehículos o metales.

Comentó que despachos de finanzas del sector empresarial analizan estrategias para hacer frente a la devaluación y no descartó una escalada de precios de diversos productos, lo que sin duda va a repercutir en los índices inflacionarios, apuntó.

Beteta del Río reveló que 30 empresarios mexiquenses informaron a la Coparmex que sus costos han ido en aumento y han comenzado a endeudarse con tasas de interés desfavorables.

También han iniciado paros técnicos para tratar de controlar sus gastos y deudas, en espera de que se estabilice el dólar. Otros ya comenzaron a despedir trabajadores. No descartó el cierre de empresas.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, Guanajuato, Gustavo Guraieb Ranth, alertó que con la devaluación del peso la cadena productiva cuero-calzado, al igual que otras industrias y el comercio, comenzaron a perder ventas, lo que podría llevar a despidos. Refirió que desde enero ha aumentado 30 por ciento el precio de los insumos y los mayores impactos se percibirán en 2016.

En Tlaxcala, el asesor legal de la Confederación de Trabajadores de México en la entidad, Víctor López Hernández, dijo que el aumento del precio del dólar ha obligado a las empresas a realizar ajustes en su proveeduría y a revisar los precios de sus productos, y de persistir esta situación podrían recurrir a paros técnicos en algunas plantas.

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33