Recorte Presupuestal afecta al campo

El Secretario General de la Central Campesina Cardenista, Max Correa Hernández, advirtió que México registrará un paro agrario, desabasto de alimentos y un aumento acelerado en el precio de éstos para lo que resta de 2016 y lo que viene de 2017 derivado del segundo recorte presupuestal que se enfoca a los programas sociales de Sagarpa por más de 6 mil millones de pesos, la volatilidad del peso frente al dólar tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea conocido como Brexit.

En conferencia de prensa, el dirigente campesino exhortó a los titulares de Sagarpa, José Calzada y al de Hacienda, Luis Videgara, así como a la Cámara de Diputados a establecer un Presupuesto Emergente para el campo mexicano a fin de evitar la crisis que se avecina, en la materia, para el próximo año ante la reducción en los recursos públicos destinados para más de 5 millones de pequeños y medianos productores.

Asimismo, hizo un llamado alerta al Secretario de Agricultura a “blindar nueve programas enfocados a los pequeños y medianos productores a fin de no poner en riesgo la producción de los ciclos agrícolas verano-inverno 2016-2017 y primavera-verano 2017”.

Max Correa Hernández, en su exposición, acusó al Gobierno Federal de ser el responsable del “paro agrario” ya que ante los recortes a los programas sociales  y los aumentos en el precio de los insumos, a valor de dólar, como fertilizantes, diesel, semillas, pesticidas, los productores de menos de cinco hectáreas, de siembra de temporal, no podrán trabajar su tierra y ello implicará desabasto de alimentos en el país.

Por ello precisó que los programas de Sagarpa que reclaman un blindaje inmediato ante el recorte de 6 mil millones de pesos, en dos etapas, para este año, son Fappa, Promete, Extensionismo Rural, Arraigate, Adquisición de Insumos, Procafe, Primaf, Agroproducción y Programa de Modernización de Maquinaria Indígena.

Detalló que las importaciones de granos y oleaginosas también reportarán impacto económico por que será en dólares y el costo se le transferirá al consumidor final pues no hay que olvidar, dijo, que México importa cerca del 53 por ciento de los alimentos que consume.

Indicó que los aumentos al presupuesto de Sagarpa, desde 2013 han sido engañosos toda vez que, en el papel aumentan pero a lo largo del año fiscal disminuyen con los recortes por ello actualmente esta dependencia tiene un presupuesto no mayor a los 75 mil millones de pesos, cifra similar a la del 2013 a pesar de que para 2016 se habían programado más de 120 mil millones de pesos.

Lo peor, agregó, es que cada vez que hay recorte se le pega a Sagarpa y en especial a los programas enfocados a los pequeños y medianos productores, de tal suerte que el paro agrario es inminente y de no atender este llamado el Gobierno Federal “será obligada la movilización campesina, la cual está programada por la Central Campesina Cardenista para el mes de agosto y habrá otra, por definir, por parte del Movimiento el Campo es de Todos”.

El Secretario General de la Central Campesina Cardenista, Max Correa Hernández, advirtió que México registrará un paro agrario, desabasto de alimentos y un aumento acelerado en el precio de éstos para lo que resta de 2016 y lo que viene de 2017 derivado del segundo recorte presupuestal que se enfoca a los programas sociales de Sagarpa por más de 6 mil millones de pesos, la volatilidad del peso frente al dólar tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea conocido como Brexit.

En conferencia de prensa, el dirigente campesino exhortó a los titulares de Sagarpa, José Calzada y al de Hacienda, Luis Videgara, así como a la Cámara de Diputados a establecer un Presupuesto Emergente para el campo mexicano a fin de evitar la crisis que se avecina, en la materia, para el próximo año ante la reducción en los recursos públicos destinados para más de 5 millones de pequeños y medianos productores.

Asimismo, hizo un llamado alerta al Secretario de Agricultura a “blindar nueve programas enfocados a los pequeños y medianos productores a fin de no poner en riesgo la producción de los ciclos agrícolas verano-inverno 2016-2017 y primavera-verano 2017”.

Max Correa Hernández, en su exposición, acusó al Gobierno Federal de ser el responsable del “paro agrario” ya que ante los recortes a los programas sociales  y los aumentos en el precio de los insumos, a valor de dólar, como fertilizantes, diesel, semillas, pesticidas, los productores de menos de cinco hectáreas, de siembra de temporal, no podrán trabajar su tierra y ello implicará desabasto de alimentos en el país.

Por ello precisó que los programas de Sagarpa que reclaman un blindaje inmediato ante el recorte de 6 mil millones de pesos, en dos etapas, para este año, son Fappa, Promete, Extensionismo Rural, Arraigate, Adquisición de Insumos, Procafe, Primaf, Agroproducción y Programa de Modernización de Maquinaria Indígena.

Detalló que las importaciones de granos y oleaginosas también reportarán impacto económico por que será en dólares y el costo se le transferirá al consumidor final pues no hay que olvidar, dijo, que México importa cerca del 53 por ciento de los alimentos que consume.

Indicó que los aumentos al presupuesto de Sagarpa, desde 2013 han sido engañosos toda vez que, en el papel aumentan pero a lo largo del año fiscal disminuyen con los recortes por ello actualmente esta dependencia tiene un presupuesto no mayor a los 75 mil millones de pesos, cifra similar a la del 2013 a pesar de que para 2016 se habían programado más de 120 mil millones de pesos.

Lo peor, agregó, es que cada vez que hay recorte se le pega a Sagarpa y en especial a los programas enfocados a los pequeños y medianos productores, de tal suerte que el paro agrario es inminente y de no atender este llamado el Gobierno Federal “será obligada la movilización campesina, la cual está programada por la Central Campesina Cardenista para el mes de agosto y habrá otra, por definir, por parte del Movimiento el Campo es de Todos”.

El Secretario General de la Central Campesina Cardenista, Max Correa Hernández, advirtió que México registrará un paro agrario, desabasto de alimentos y un aumento acelerado en el precio de éstos para lo que resta de 2016 y lo que viene de 2017 derivado del segundo recorte presupuestal que se enfoca a los programas sociales de Sagarpa por más de 6 mil millones de pesos, la volatilidad del peso frente al dólar tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea conocido como Brexit.

En conferencia de prensa, el dirigente campesino exhortó a los titulares de Sagarpa, José Calzada y al de Hacienda, Luis Videgara, así como a la Cámara de Diputados a establecer un Presupuesto Emergente para el campo mexicano a fin de evitar la crisis que se avecina, en la materia, para el próximo año ante la reducción en los recursos públicos destinados para más de 5 millones de pequeños y medianos productores.

Asimismo, hizo un llamado alerta al Secretario de Agricultura a “blindar nueve programas enfocados a los pequeños y medianos productores a fin de no poner en riesgo la producción de los ciclos agrícolas verano-inverno 2016-2017 y primavera-verano 2017”.

Max Correa Hernández, en su exposición, acusó al Gobierno Federal de ser el responsable del “paro agrario” ya que ante los recortes a los programas sociales  y los aumentos en el precio de los insumos, a valor de dólar, como fertilizantes, diesel, semillas, pesticidas, los productores de menos de cinco hectáreas, de siembra de temporal, no podrán trabajar su tierra y ello implicará desabasto de alimentos en el país.

Por ello precisó que los programas de Sagarpa que reclaman un blindaje inmediato ante el recorte de 6 mil millones de pesos, en dos etapas, para este año, son Fappa, Promete, Extensionismo Rural, Arraigate, Adquisición de Insumos, Procafe, Primaf, Agroproducción y Programa de Modernización de Maquinaria Indígena.

Detalló que las importaciones de granos y oleaginosas también reportarán impacto económico por que será en dólares y el costo se le transferirá al consumidor final pues no hay que olvidar, dijo, que México importa cerca del 53 por ciento de los alimentos que consume.

Indicó que los aumentos al presupuesto de Sagarpa, desde 2013 han sido engañosos toda vez que, en el papel aumentan pero a lo largo del año fiscal disminuyen con los recortes por ello actualmente esta dependencia tiene un presupuesto no mayor a los 75 mil millones de pesos, cifra similar a la del 2013 a pesar de que para 2016 se habían programado más de 120 mil millones de pesos.

Lo peor, agregó, es que cada vez que hay recorte se le pega a Sagarpa y en especial a los programas enfocados a los pequeños y medianos productores, de tal suerte que el paro agrario es inminente y de no atender este llamado el Gobierno Federal “será obligada la movilización campesina, la cual está programada por la Central Campesina Cardenista para el mes de agosto y habrá otra, por definir, por parte del Movimiento el Campo es de Todos”.

 

Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33