Exigen ejidatarios la firma de un pacto para el campo ante la crisis en el sector

Preocupados por los recortes presupuestales, la caída de los  precios de los granos y el imparable aumento en el costo de los energéticos, insumos y tasas de interés de instituciones crediticias, que abonan a la ya de por sí quebrantada “agricultura minifundista”, dominada por el “monopolio agroalimentario”, ejidatarios tlaxcaltecas exigieron al gobierno de la República la firma de un pacto para el campo.

Cerca de 540 delegados de la Central Campesina Cardenista (CCC) avalaron esta postura durante el Tercer Congreso Estatal, celebrado para revisar la situación del agro en la entidad, la estructura de su organización, así como las luchas que encabezarán en defensa de la tierra y del valor de sus productos.

Max Agustín Correa, líder nacional de la CCC, trazó un panorama desolador: “Ustedes han escuchado que la caída del precio del barril del petróleo ha obligado al gobierno de la República a realizar recortes en el presupuesto 2016”.

“Estamos preocupados de que lo anunciado” afecte a los programas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de otras instituciones vinculadas al agro.

En el auditorio Justo Sierra de la capital del estado, alertó de la posibilidad de que los precios de los granos “corran la misma suerte” que el del petróleo. “Hay una disminución del costo del maíz, cebada, trigo y oleaginosas”. Citó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha señalado que esta tendencia perdurará por lo menos durante los próximos cuatro o cinco años.

“Pero, al mismo tiempo –resaltó–, estamos enfrentando una situación donde paradójicamente cae el precio del petróleo, sin embargo, el de los energéticos, como gasolina, diesel y energía eléctrica para riego, siguen a la alza”, observó.

En este tenor, prosiguió: “A pesar de la reforma energética no se ha producido ni un kilogramo más de fertilizante en nuestro país; hay que importarlo y pagarlo en dólares; al igual que las semillas mejoras y los paquetes tecnológicos”.

Derivado de estos problemas, el gobierno ha decidido aumentar las tasas de interés. “No sabemos –indicó– cuánto tiempo más resistirá Financiera Rural la tasa al 7.5 por ciento, pero ante los recortes presupuestales es muy probable que la modifique. “Tenemos un entorno muy complicado”, advirtió.

Además, añadió que el gobierno ha firmado el Tratado Transpacífico (TTP) y “también tendrá implicaciones negativas para los productores agrícolas del país, particularmente para los de leche, en otros sectores de la economía y actividad social del México, pues entre otras cosas los medicamentos serán encarecidos, debido a que las patentes no podrán seguirse liberando”.

“Las semillas nativas del país y todo el conocimiento tradicional pueden llegar a patentarse, lo que sería de enorme riesgo para la actividad productiva del campesino”, realzó.

A pesar de que el país tiene un crecimiento muy bajo en la economía, a menos de 2 por ciento anual, según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), hay datos que indican que el sector agropecuario es el que más está creciendo económicamente, casi en 6 por ciento y las exportaciones son de mayor valor al de las remesas que envían los connacionales, expuso.

Las empresas que más han cotizado en la Bolsa Mexicana de Valores son aquellas relacionadas a este sector: Maseca, Bimbo y otras. “Dice Sagarpa que de cada 100 fresas que se consumen en Estados Unidos, 99 se producen en México. Ese panorama nos indica que tenemos un campo muy exitoso, ganador, que gana muchas divisas por la exportaciones… pero hay una gran mayoría de productores de granos que tienen una agricultura familiar”.

Puntualizó que esa generalidad es “minifundista y perdedora. Esa es la realidad de nuestro campo en este momento”. Observó que hay un “imperio o monopolio agroalimentario”, que dicta los precios de los granos.

“Y el campesino está reducido simplemente a ser trabajador de esos monopolios, de unas cuantas empresas, a las que genera una riqueza que le es ajena. Con este modelo que impone este gobierno, esta política lo convierte en un productor de fortunas para pocas manos y, al mismo tiempo, en un productor de pobreza”.

“¡Ah! –exclamó–, pero también las cifras del Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social), han obligado a decir al presidente que se redujo la pobreza (extrema), pero que ahora hay más pobres, qué contradicción”, señaló.

Por estas razones, la CCC propone al presidente Enrique Peña Nieto un “acuerdo por el campo”, porque –subrayó– “esto no puede seguir así. Nos piden ser más productivos; de qué nos sirve si esa productividad no se queda en nuestros bolsillos”.

Se requiere “democratizar la productividad, la rentabilidad y la ganancia; muy pocos ganan mucho y muchos pierden todo, esa –recalcó– es la realidad. Hay que cambiar la política pública”.

Reafirmó que la CCC y otras organizaciones, como el Congreso Agrario Permanente (CAP), aglutinadas en el movimiento El campo es de todos, exigen al mandatario mexicano “que ante la situación de crisis”, se necesita realizar un pacto a favor del campo.

Anunció que el próximo 11 de abril la CCC efectuará su Congreso Nacional, para armar una estrategia de lucha y organización desde los ejidos y las comunidades, “porque –advirtió– hay otro elemento nocivo que nos está afectando”.

Y la Central Campesina Cardenista pedirá a Peña Nieto que lo atienda, pues ante las reformas energéticas y el impulso de inversiones y megaproyectos de telecomunicaciones, “muchos de nuestros ejidos están siendo despojados, de sus tierras y de sus aguas, nuestra madre tierra está siendo destruida, como está ocurriendo en los manglares de Quintana Roo; se están devastando mantos acuíferos y bosques”.

Aterrizó el tema a Tlaxcala, pues –dijo–  “aquí estamos enfrentando la lucha por defender la tierra, porque las empresas que construyeron la autopista Arco Norte ya están cobrando el peaje, pero ¡oh sorpresa!, no han pagado las indemnizaciones (a los ejidatarios) porque no hay ni siquiera expropiación. Eso no puede seguir sucediendo; nos están quitando nuestro producto de trabajo”.

Dijo que entregó una carta al papa Francisco, en su pasada visita a Chiapas, en la cual la CCC le informa de la situación del campo mexicano y en la que le pide que interceda por la libertad de indígenas y campesinos presos por defender su tierra.

Max Correa conminó a sus agremiados a analizar “cómo le vamos a hacer para seguir fortaleciendo nuestra lucha, para integrar un equipo estatal que nos permita encabezar esta gran batalla”, la cual debe ser legal y por la vía pacífica. “Movilizando consciencias, masas, de ser necesario salir a la calle a exigir, pero también sabremos dialogar”.

Debido a todas las carencias enumeradas, sugirió seleccionar adecuadamente los proyectos que presentarán este año ante las instituciones de apoyo. “Que sean de gran impacto y exitosos, sin desviar recursos, que éstos lleguen a quien los necesita”.

“Hay que estar cuidadosos cuando algún funcionario nos quiera negar el recurso por capricho o por condicionamiento político–electoral, necesitamos que no nos pongan condiciones a las preferencias electorales para tener acceso a los programas”, apuntó el líder campesino.

En su turno, José de Jesús, comisariado ejidal de Tlaxco, denunció que en ocasiones los recursos “no llegan” y que los Centros de Desarrollo Rural (Cader) de la Sagarpa “ponen muchas trabas”.

Por su lado, Jaime Garza Elizondo, delegado de la Sagarpa, afirmó que todos los conceptos vertidos “no caerán en oídos sordos”, pues los transmitirá a las instancias respectivas. “Porque es nuestra obligación escucharlos, nos queda claro que ustedes son los principales actores de la producción alimentaria”.

Comunicó que las ventanillas que operarían del 15 al 26 de febrero, “por instrucción del presidente y del secretario de Agricultura, cerrarán el 18 de marzo, un día significativo para ustedes”. A su vez Miguel Vázquez, ex líder cenecista y actual funcionario de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), instó “a todos a participar para mejorar las condiciones del campo” tlaxcalteca.

Luego, por unanimidad de votos, el pleno del Tercer Congreso Estatal de la CCC ratificó a Edilberto Castillo como secretario general en el estado, para un periodo de tres años. Previo a este punto, se aprobó su informe de trabajo.

Antes de la reelección de su dirigente, ejidatarios, líderes y funcionarios realizaron un ritual prehispánico sagrado en honor al sol y para agradecer la fertilidad de la tierra y de las mujeres.

La ceremonia fue guiada por un hombre joven al que presentaron como “lobo blanco”. Así, pidieron por una producción agrícola fructífera.

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33