CCC: Urge también una reforma agraria

Debido a que en los últimos 30 años el campo mexicano vive en el más completo abandono, es necesario impulsar un Pacto Rural con la finalidad de salvarlo de la pobreza, desigualdad y de la improductividad, pues hoy México en uno de los importadores de alimentos más grandes del mundo, alertó Max Correa Hernández, coordinador del Congreso Agrario Permanente (CAP).

Hizo un llamado al gobierno federal, a los partidos políticos y a las organizaciones sociales para que en el marco del Pacto por México se plantee una reforma profunda al campo para que se modifique la política pública que se ha aplicado en los últimos 30 años.

"Tenemos la oportunidad para llevar a cabo una reforma profunda al campo, como se han hecho en lo laboral, en lo educativo, en telecomunicaciones y la próxima en energéticos", dijo, pues para resolver la crisis del campo mexicano y la dependencia alimentaria que han generado pobreza extrema y hambre, es necesario que el gobierno federal cambie las políticas aplicadas a este sector desde hace cuatro administraciones.

Ante un escenario desolador en el campo mexicano, dijo que es necesario trabajar por una Reforma Agrícola que recupere la soberanía alimentaria de la nación, genere más productos y resuelva el problema de la pobreza existente entre la población indígena que ha sido la más afectada.

Entrevistado tras reunirse con el gobernador Gabino Cué, ante quien planteó una reunión con los gobernadores de Chiapas y Guerrero para diseñar acciones que impulsen la producción del campo en esas entidades, explicó que ya se expusieron cinco puntos posibles de la nueva reforma.

Entre ellos, el ajuste del presupuesto asignado al campo, mejorar la infraestructura rural para que sea más competitiva,  invertir en la capacitación del campesinado, fortalecer el compromiso para la preservación de los recursos naturales y la modificación del marco normativo del campo.

Las propuestas fueron del conocimiento de los representantes de los partidos políticos, entre ellos Jesús Zambrano y César Camacho Quiroz, además de Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, ante quienes destacaron que en el campo mexicano existe una grave desigualdad, problemática que tiene que resolverse inmediatamente.

El dirigente de la Central Campesina Cardenista (CCC), afirmó que las organizaciones de quienes se dedican a las actividades agropecuarias tienen propuestas de rescate viables para el agro en cuanto a soberanía alimentaria, combate a la pobreza, desigualdad y a la criminalidad que acosa al sector.

Por ello, convocó al gobierno federal a concretar un nuevo contrato social con los diferentes sectores productivos, en el que deberán estar incluidos campesinos, obreros e Iniciativa Privada, pues desde hace mucho no se incluye al sector más golpeado por las políticas neoliberales aplicadas en el país desde la llegada de la tecnocracia, cuando el sector rural o campesino es el único que puede salvar al país de la dependencia alimentaria que padece.

El CAP se constituyó en 1999, luego de que 12 organizaciones campesinas decidieron unirse para llevar a cabo una interlocución con el gobierno federal y buscar mejorías en el sector rural. Desde entonces y hasta la fecha, cada uno de los 12 dirigentes asumen la coordinación para un determinado periodo de tiempo, y lo acompañan un secretario de Actas y un secretario técnico.

Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33