Nuevo informe de FAO, CEPAL e IICA Agricultura y el desarrollo rural en la región

Reporte analiza la tenencia de tierras en América Latina y el Caribe y brinda un estudio sectorial de la agricultura, la ganadería, la pesca, los bosques y el bienestar rural.

SANTIAGO DE CHILE Y PUNTA DEL ESTE. FAO, CEPAL e IICA presentaron una nueva publicación conjunta, Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas, que hace una radiografía del contexto macroeconómico de América Latina y el Caribe, el estado de su agricultura, ganadería, bosques, pesca y desarrollo rural, e incluye un apartado especial que analiza la tenencia de tierra en la región.

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, destacó que “el contexto actual es favorable para rescatar el rol del Estado en la provisión de bienes públicos para la agricultura, para promover una mayor participación de los actores del sector en los procesos de elaboración de políticas y para propiciar una mayor colaboración público-privada, sobre todo para incrementar la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i)”.

“El potencial de la agricultura en las Américas ha estado limitado, en gran medida, por las crecientes brechas de productividad, lo que hace necesario retomar la inversión en I+D+i, así como generar estrategias de desarrollo tecnológico dirigidas a la pequeña agricultura”, dijo Víctor M. Villalobos, Director General del IICA.

Con respecto a la tenencia de la tierra, Perspectivas señala que la región sigue experimentando un de cambio estructural, que incluye procesos de minifundización y de concentración de tierras.

“Un aspecto clave para avanzar hacia la erradicación total del hambre en la región es que los pequeños agricultores tengan mayor acceso a recursos como la tierra. Dado el potente crecimiento económico y agrícola regional, es inaceptable que aún hayan 49 millones de hambrientos”, señaló el Representante Regional de la FAO, Raúl Benítez.

Desigualdad en la tenencia de la tierra

Según Perspectivas, la región cuenta con millones de pequeñas explotaciones campesinas que coexisten con medianas y grandes, generando una estructura agraria muy heterogénea. En esta se reproduce un esquema de desigualdad en la distribución de activos que perpetúa y acentúa las brechas de productividad.

El antiguo latifundio ha dado paso a grandes empresas capitalistas insertas en los circuitos del comercio internacional, mientras que la pequeña propiedad experimenta un proceso de fragmentación, originado por ventas y herencias. En algunos países, las tensiones entre campesinos con o sin tierras y grandes propietarios se siguen manifestando con fuerza.

Otro problema a enfrentar es la irregularidad de la tenencia: en la mayoría de los países, una gran cantidad de explotaciones agrícolas no posee títulos de propiedad -fenómeno particularmente marcado en los países del Caribe y en las zonas de frontera agrícola de Centroamérica y América del Sur-, lo que frena la inversión, genera conflictos sociales e impide generar adecuados planes de ordenamiento territorial.

El acaparamiento de tierras es otro fenómeno incipiente en la región, y aunque por ahora se presenta en pocos países, puede producir el desplazamiento de la población local y generar un nuevo tipo de latifundio y problemas de soberanía territorial.

Descarga el documento






Biblioteca

Informe de Activdades del compañero Max Agustín Correa Hernández como coordinador del Congreso Agrario Permanente en el periodo de Abril del 2013 a Enero del 2014 y la organización y desarrollo del

Dirección

  • Calle: Misantla No 11.
  • Colonia: Roma Sur
  • Delegación: Cuauhtémoc
  • México D.F.
  • C.P: 06760
  • Correo: cartacardenistaccc@gmail.com
  • Teléfono: 01 (55) 12.09.09.33